CENTRO DE ESTUDIOS SOCIOECONÓMICOS Y SINDICALES

LA INFLACIÓN DETERIORA EL PODER DE COMPRA DEL SALARIO

En el primer cuatrimestre del año el aumento de los precios deterioró el poder adquisitivo del salario real de los trabajadores argentinos. La inflación acumulada entre enero y abril asciende a 21,1 % y, según las proyecciones del Centro de Estudios Socioeconómicos Y Sindicales (CESS),la misma alcanzará en el primer semestre 39,9%. Según el mismo Centro de Estudios, para ese periodo, se puede pronosticar un crecimiento del desempleo de alrededor de 5 puntos, es decir que la tasa de desempleo abierto se situaría en alrededor del 24 al 25%. En este marco de creciente desempleo e inflación los sectores más afectados son los desocupados y los trabajadores de salarios menores a 600 pesos. Esta situación es aún peor cuando se analiza la inflación en la canasta de alimentos consumidos en el hogar. En efecto la inflación en este rubro supera ampliamente el promedio de toda la canasta, según el INDEC el aumento de los precios de alimentos consumidos en el hogar entre enero y abril es de 31,7%. Como puede observarse en el siguiente cuadro esto es 10 puntos más que la canasta promedio del INDEC. De esta forma el salario promedio de los trabajadores que en diciembre del año pasado ascendía a 580 pesos, en la actualidad en términos reales sólo puede comprar por 400 pesos.

Si este deterioro del salario real se mantiene en los próximos meses el Centro de Estudios de la CGT que lucha vaticina el derrumbe de la actividad económica en nuestro país, consecuencia del derrumbe del consumo popular o masivo. Si no se producen correcciones inmediatas del salario real de los trabajadores el CESS advierte que el PBI sufrirá una caída mayor al 17% y que ello acarreará un aumento en el desempleo y el subempleo récord en la historia económica argentina.

CGT QUE LUCHA